Close
logo nuevo atlético de madrid

Nuevo logotipo e imagen corporativa del Atlético de Madrid

Nuevo logotipo e imagen corporativa

Queremos compartir una noticia que ha causado un gran revuelo en el mundo del fútbol: el cambio de escudo y logotipo del Atlético de Madrid. Como es lógico entre los aficionados del Atlético ha habido detractores y gente a favor. Pero no queremos tratar este asunto desde esta perspectiva. Ni tampoco desde la perspectiva del gusto: el logotipo puede ser más bonito o no según los gustos personales de cada uno.

Lo que queremos es analizarlo a nivel técnico: ¿porqué el Atlético de Madrid, aún a costa de enemistarse con parte de la afición, ha cambiado su logotipo y su imagen corporativa?

Un logo anticuado

La decisión de cambio de un logotipo de una empresa o institución es una decisión delicada. En general, es muy difícil cambiar algo a lo que la gente asigna no sólo un valor representativo comercial. Un logo o un escudo es la representación de los esfuerzos, valores y ánimos de mucha gente. Habitualmente, la mayor resistencia viene desde la cúpula directiva de una organización, que es la que se siente más comprometida con los “colores” de la empresa.

El logo antiguo se diseñó en el siglo XX y satisfacía a la perfección las necesidades gráficas, de imagen y de diseño de esa época: una marca plana, colorida, con símbolos que se podían reconocer fácilmente en los formatos que se manejaban en la época (papel, textil y los electrónicos de los estadios, la televisión…)

Pero hoy entra en juego Internet. En el siglo XXI, las funciones del logotipo son muchas y variadas: entre otras, significa la representación de la entidad en Internet y la hace más comprensible cara a mercados extranjeros. El nuevo logo no sólo es más sencillo a nivel gráfico, también explota las posibilidades visuales de las nuevas tecnologías: sensación 3D, iluminación cenital , simplificación de formas, simplificación de colores, mayor facilidad para reconocer los símbolos (incluso para aquellos no madrileños), mejor alineación del logotipo (ejemplo, las estrellas con las líneas rojas) lo que se traduce en una mayor sensación de tranquilidad y equilibrio, mejor versión en b/n y mucho más fácilmente reconocible… Es un logotipo mucho más internacional y más comprensible por el cliente internacional, en suma: Todo son ventajas.

Diseño: una decisión que no tiene nada que ver con la democracia.

Me gustaría también destacar que, pese a que ha habido mucha resistencia en general al nuevo logotipo, este tipo de decisiones no son democráticas. Los directivos de una organización toman las decisiones en base a las propuestas de expertos, que tienen en cuenta todos los factores enumerados anteriormente… pero no sólo éstos. Existen aspectos psicológicos, aspectos de facilidad de uso, aspectos estratégicos… que no todo el mundo puede entender o compartir. ¿Son capaces de imaginarse la cantidad de dinero que el Club se va a ahorrar por un detalle tan insignificante como eliminar la fina línea dorada exterior del viejo logo? ¿O de comprender que el nuevo azul representa más valores que el antiguo, que es más representativo (al ser propio) y que es mucho más actual?

Por otro lado, hay decisiones que no pueden tomarse por mayoría.  ¿Se imaginan a un doctor que ha de realizar un diagnóstico haciendo una consulta entre varios de los pacientes, celadores, enfermeros, ATS… del hospital donde trabaja? ¿O a un arquitecto consultando con el delineante, el pintor, el albañil y el peón las líneas maestras de su proyecto arquitectónico? ¿Serán todos estos “opinadores” igual de responsables que el técnico especialista si las cosas no salen bien?  ¿La opinión del mejor del mejor y más inteligente de los economistas es más válida que la de un albañil del montón si estamos hablando de levantar una pared? ¿Todas las decisiones técnicas se pueden tomar “por sentido común”? Nuestra sociedad es una sociedad de especialistas y de profesionales. Y ser el mejor en nuestro campo no nos faculta a opinar con garantías en campos que no son el nuestro.

Testeo de la imagen corporativa

Este tipo de decisiones, sobre todo las que rodean al lenguaje gráfico, se testean utilizando herramientas de marketing y psicológicas (focus group, entrevistas, test de marca, psicotécnicos, small data…), en las que la simple opinión del consumidor no se toma en cuenta LITERALMENTE. Se analiza en profundidad lo que el consumidor quiere decir, que no tiene porqué ser exactamente lo que dice. Y en base a ello se hace un trabajo muy determinado con los anhelos, esperanzas, proyecciones, deseos… del consumidor, que aporta inputs a la hora de trabajar en el diseño. Pero esos inputs se obtienen a priori, antes de empezar a trabajar. Sólo cuando el profesional cree que ha aplicado toda esa información al logo o imagen corporativa, se hace un testeo de impresión o de sensaciones (a posteriori). Y se hace para confirmar que efectivamente el lenguaje utilizado es global y comprensible.

En definitiva, el Atlético de Madrid ha cambiado de logotipo en muchas ocasiones anteriormente y siempre ha sido un cambio controvertido. Desde que un grupo de ingenieros bilbaínos, seguidores del Athletic de Bilbao, decidiera fundar el Club Atlético de Madrid, se ha cambiado hasta en 12 ocasiones, a veces con cambios muy arbitrarios o de carácter político. Pero en este caso, el Atlético ha tomado un camino profesional y moderno que les dará resultados.

Este artículo de Ranas Creativas puede servirte de referencia:

El Atlético de Madrid rediseña su imagen con su nuevo logo

Este artículo también nos ha interesado y recomendamos su lectura:

http://www.brandemia.org/node/10859

El diseñador del logotipo también emite su opinión aquí:

http://www.marca.com/futbol/atletico/2016/12/10/584be844268e3e3e7d8b4581.html